Las 4 clases de Hanasmussen

HanasmussenDiscípulo. Venerable Maestro, ¿habrá una gran oportunidad, para comprender a fondo la muerte del Ego animal, hablar sobre los Hanasmussen, de las cuatro Clases de Hanasmussen? Porque ya hemos comprendido, que a través de esa comprensión de las Cuatro Clases de Hanasmussen, comprende uno a fondo el Yo en todos sus aspectos…

Maestro. Bueno, indudablemente, un individuo que se ha dado el lujo de crearse los Cuerpos Existenciales del Ser, es necesario que elimine lo que no pertenece al Hombre…

Si uno no eliminara, realmente, aquéllos elementos inhumanos que carga adentro, aquéllos “elementos” de los “mamíferos racionales”, pues, es claro que se convertiría en un aborto de la Madre Cósmica, en un Hanasmussen con Doble Centro de Gravedad; y de esta clase de Hanasmussen hay cuatro clases, es decir, los Hanasmussen se dividen, dijéramos, en cuatro “familias”.

La PRIMERA, la llamaríamos la de los HANASMUSSEN QUE SON MORTALES: individuos que solamente poseen el cuerpo planetario o cuerpo físico; no han creado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, pero se han dedicado a la Magia Negra, al mal, y al fin, vienen a dar forma dentro de su organismo a un “algo fatal” y tenebroso que hace de ellos verdaderos Hanasmussen Afortunadamente, con la muerte, ese “algo fatal” se disipa, y sólo continúan los agregados psíquicos inhumanos, que pueden retornar, más tarde, en un nuevo organismo, o debe involucionar en los Mundos Infiernos.

Existe también una SEGUNDA CLASE DE HANASMUSSEN: Corresponde a aquellos sujetos QUE FABRICARON EL CUERPO ASTRAL, que poseen ese vehículo, pero que no eliminaron los elementos inhumanos. Al no eliminar tales elementos inhumanos, tales elementos subjetivos, entonces se convierten en Hanasmussen, porque el Ego, dentro del Astral, viene a elaborar ese “algo fatal” que caracteriza a los Hanasmussen.

Esta segunda clase de Hanasmussen, pueden eliminar lo que tienen de Hanasmussen voluntariamente, si así se lo proponen; mas si no se lo proponen en forma voluntaria, entonces la Gran Ley puede hacerlos retornar, o regresar, o reincorporarse, dijéramos, en organismos animales, no solamente bicerebrados, sino hasta unicerebrados; y así, mediante ese sistema de reincorporaciones en organismos animales inferiores, logran eliminar lo que tienen de Hanasmussen…

Hay una TERCERA CLASE DE HANASMUSSEN: SUJETOS QUE CREARON LOS CUERPOS EXISTENCIALES SUPERIORES DEL SER, que se convirtieron en Hombres, que poseen un Cuerpo Astral auténtico, legítimo, un Vehículo Mental verdadero, y además el Cuerpo Causal o Cuerpo de la Voluntad Consciente. Bueno, si ellos no eliminan los elementos inhumanos, no sólo no logran entonces la Perfecta Iluminación, la Real Sabiduría, sino que para colmo de colmos, se convierten en Hanasmussen, porque el Ego, los elementos inhumanos, vienen a crear en su interior, ese “algo fatal” que caracteriza a los Hanasmussen.

No les queda más salida, a esta clase de gentes, sino trabajar por sí mismos; y a base de trabajos, dijéramos conscientes y deliberados, y de sufrimientos voluntarios, eliminar lo que tienen de Hanasmussen. De lo contrario, no les quedará más remedio que descender a la Involución Sumergida de los Mundos Infiernos: bajar por los escalones, dijéramos, animálicos, vegetales y mineraloides, hasta lograr la Muerte Segunda.

Lograda, entonces la Esencia saldrá a la luz del Sol, a la superficie, para reiniciar una nueva Evolución que habrá de empezar desde el mineral en adelante, hacia arriba. Bien, ése es, desgraciadamente, el caso de ese tercer tipo de Hanasmussen…

Hay una CUARTA CLASE, o sea, HANASMUSSEN que no solamente se convirtieron en Hombres, sino aún más: sujetos QUE LLEGARON AL ESTADO DE ÁNGELES, DE ARCÁNGELES, DE DIOSES, y que se cayeron. El Ego viene a formar dentro de sus vehículos, ese “algo fatal” de los Hanasmussen; y si no se resuelven a eliminar lo que tienen de Hanasmussen, la Ley también los castigará a ellos: Serán precipitados en la Involución Sumergida de los Mundos Infiernos, hasta que logren la Muerte Segunda.

Conseguida, entonces la Conciencia (lo que tienen de Alma, la Esencia, dijéramos), volverá otra vez a evolucionar desde el mineral, pasará por el vegetal, el animal, hasta reconquistar el estado de humanos que otrora perdieran; ése es el caso de la cuarta clase de Hanasmussen.

Así, pues, una de dos: o elimina uno los elementos inhumanos que lleva dentro, o se convierte en Hanasmussen. No basta, solamente crearse los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser; se hace necesario eliminar lo que tenemos de inhumanos… Samael Aun Weor

Añadir un comentario