Un trabajo de orden Superior

Un trabajo de orden superiorMaestro, usted nos había dicho meses anteriores, que habrá un momento en que usted será más activo en el Movimiento Gnóstico Cristiano Universal y que estará en todas partes, que irá a Mundos, a Planetas, traerá muestras de otros lugares y se lo presentará a los científicos.

Eso, pues, ante el hermano R. R. es muy importante, ya que muchos hermanos nos preguntan, ¿y cuándo veremos al Maestro? Aunque les hemos dicho que lo pueden invocar en Astral y le pueden ver todos los días en Astral siempre y cuando salgan Consciente en Astral. Pero, ¿si usted se presentará personalmente en todas las partes y será más activo?

Bueno, indudablemente mis caros hermanos, que HAY UNA GRAN LEY de Orden Superior QUE ME PROHIBE SALIR DE MÉXICO. Tengo que vivir aquí durante toda la vida. Pero, de todas maneras, estamos laborando intensamente por la humanidad. Hace mucho tiempo que vengo desarrollando una intensiva actividad y prueba de ello son todos los libros que hemos escrito y también gigantesco Movimiento Gnóstico Internacional.

Lo que sí sucede es que ahora hago un trabajo de Orden Superior, porque estamos entregando el Mensaje y éste se divide en tres partes: la primera parte la podemos considerar KINDER: Son los libros con que empezamos la campaña, la lucha; la segunda es la Enseñanza Superior contenida en los MENSAJES DE NAVIDAD de cada año. La tercera no se ha escrito todavía, será mucho más tarde.

Entonces tendremos que entregar a la humanidad algo extraordinario; ya estoy en contacto personal con un grupo de Viajeros Intergalácticos; obviamente ingresaré a ese grupo y deberemos traer (de otros mundos), ciertas instrucciones para la humanidad terrestre, datos interesantísimos sobre sus culturas, sobre sus civilizaciones, etc. Y además, y eso es lo más interesante, pruebas, elementos minerales, vegetales, y hasta organismos vivos que serán colocados sobre la mesa de los científicos…

Esto sí tiene un objetivo y un propósito (porque nada se hace así porque sí, todo tiene un propósito). ¿Cuál? Hacer que las mentalidades de estos “humanoides” se dirijan hacia el Cosmos, hacia el Infinito, para atraer la radiación de otros mundos a la Tierra, para saturar a este planeta, para ayudarle, efectivamente con tales saturaciones.

Fue precisamente en el “Desierto de los Leones” donde una vez hube de entrevistarme personalmente, con cuerpo físico, en carne y hueso, con el citado grupo de Viajeros Intergalácticos. Ellos dejaron en órbita una Nave Nodriza y descendieron en una pequeña Nave en un paraje del bosque; fui llamado telepáticamente por ellos y yo me dirigí personalmente al sitio, y me recibieron muy bien.

Lo primero que se me ocurrió fue solicitarles pues que me llevaran, claro… Quiero que ustedes me lleven dije, yo soy el Bodhisattwa del Genio Regente de Marte y no me han llevado a mi mundo. ¿Dónde dice usted? ¿Marte? ¡Ah, eso es ahí no más! respondió el capitán de la tripulación. Para ellos, ir a Marte, es como ir de aquí a la esquina. Les pareció que eran muy pocas mis pretensiones, que lo que yo solicitaba era una tontería. Así lo comprendí, pero luego continué hablando:

Yo soy un Hombre, y hablo como Hombre, con el sentido de responsabilidad que tienen losHombres, solicito ser llevado a otros mundos y no por mí, sino por la humanidad, pues soy el Avatara para la Nueva Era del Acuario, soy escritor, tengo que escribir para la humanidad, necesito informarle al mundo sobre otras culturas, sobre otras civilizaciones, ayudar en forma clara a toda la especie humana. Tomó entonces la palabra una de las damas de la tripulación, la más anciana, y dijo:

Si colocamos una planta que es aromática junto a una que no es aromática, es claro que laque no es aromática, se satura con el aroma de la que sí es aromática, ¿verdad? Mi respuesta fue: ¡Sí, eso es claro! Dijo:

Lo mismo sucede en los Mundos: Mundos que en el pasado andaban mal, con humanidades perdidas, cambiaron cuando se saturaron con las radiaciones de los mundos vecinos. Mas nosotros hemos acabado de llegar aquí, al planeta Tierra, como usted ve, y vemos que aquí no sucede lo mismo. ¿Qué es lo que está pasando en este planeta? Mi respuesta fue:

Este planeta es una equivocación de los Dioses, o mejor dijéramos, lo que está sucediendo es un Karma de los Mundos. El capitán asintió, toda la tripulación asintió; las damas con un movimiento de cabeza, asintieron, estuvieron de acuerdo con mis palabras.

Volví a insistirle al capitán (después de todo), que me llevara y hasta me agarré al trípode sobre el cual estaba posada la Nave, estaba yo dispuesto a ser llevado al Infinito, lejos del planeta Tierra, pero el capitán, en forma muy amable me dijo: Bueno, en el camino iremos hablando… Pues, está bien. Yo entendí el significado de sus palabras; no quise insistir más, porque comprendí.

Subió el capitán a la Nave junto con toda la tripulación, me retiré un poco para que la Nave pudiera surcar el espacio, porque la radiación podría dañarme ¿no? Me retiré a conveniente distancia, y así pude ver también como la Nave subió verticalmente, se perdió entre el Infinito y fue a buscar a la Nave Nodriza que estaba en órbita; así lo entendí, así lo comprendí.

Ahora, si junto mis palabras y las palabras del capitán, y las palabras de aquella dama, si juntamos todo, tendremos la profecía: Voy a ser llevado a otros planetas, a otras galaxias, para traer datos sobre otras civilizaciones y se me permitirá también traer elementos minerales, vegetal, de animal, de hacer demostraciones para bien, con el propósito ineludible de que las gentes al dirigir su mente hacia el Cosmos infinito, halen, atraigan las Energías de otros mundos para saturar a esta Tierra, a esta humanidad y ayudar en esa forma.

De manera que sí por un lado vemos las tragedias, por otro lado vemos tener la MISERICORDIA DE LOS GRANDES MAESTROS. Cuando yo estuve platicando con esa tripulación, pude darme cuenta de que eran aquellos, verdaderos Dioses con cuerpos de Hombres. Hombres de piel cobriza, medianas estaturas. Tenían el capitán en su mano ciertos aparatos, sus cuestiones; provistos de una gigantesca cultura y de grandes facultades.

Hablan poco y dicen mucho. Nos entendimos con ellos maravillosamente. Yo voy a ingresar a ese grupo. ¿Cuándo? Sinceramente, yo he considerado que será después de que pase por el proceso de la Resurrección Iniciatica. Cuando termine todos estos procesos de la Resurrección. Ésa será la tercera parte del Mensaje: la cultura que traigamos de otros mundos, acompañada de demostraciones. ¿Cómo les parece a ustedes esto? D. ¡Bueno, es magnífico, es maravilloso!…

¡Grandioso!, Maestro. Es grandioso porque realmente nosotros sentimos el palpitar de los mundos a través de nuestro Logos y a través de sus Enseñanzas, nos sentimos nosotros, como si nosotros estuviéramos viviendo parte de esa expedición o de esa cosa esotérica, por eso sentimos que es grandioso, Maestro. No nos queda más que hacer un gran cambio, que matar nuestros Egos animales; hemos entendido, realmente, que para que podamos ser todos seleccionados necesitamos un gran cambio, y realmente estamos luchando por ese gran cambio.

Aprovecho la oportunidad para saludar, en forma muy fraternal y muy cariñosa, a nuestros hermanos gnósticos venezolanos que los recordamos bastante… Está bien, A., me alegra que te acuerdes de los hermanos venezolanos, que les envíes tus saludos, pues, ¡magnífico! ¿Hay algo más que preguntar?…

Añadir un comentario