Las 3 Montañas. Iniciaciones

Aldo lavagnini manual del aprendizTambién se ha dicho, en Suramérica, Venerable Maestro, que el trabajo con el Fuego, o sea, las Cinco Grandes Iniciaciones, ahora que han estudiado su libro “Las Tres Montañas”, dicen algunos Iniciados que lo toman como “Misterios Menores”, y los Nueve Grados de Perfección en la Maestría son los “Misterios Mayores”. ¿Qué opina usted de esto?

Yo, en mi libro “Las Tres Montañas”, NO HABLE SOBRE LOS MISTERIOS MENORES; HABLE SOBRE LAS TRES MONTAÑAS. La Primera Montaña es la de la INICIACIÓN. Yo hablé de Iniciaciones de Misterios Mayores, yo no hablé de las Iniciaciones de Misterios Menores, porque las Nueve Iniciaciones de Misterios Menores son el kinder, pertenecen a los discípulos a prueba, no a los discípulos aceptados y como las Tres Montañas son fundamentales, hablé, pues, de los discípulos aceptados.

Ahora, la Segunda Montaña, pues, pertenece a la RESURRECCION; allí están los NUEVE GRADOS que conducen a la PERFECCIÓN EN LA MAESTRÍA.

Es obvio que en la Primera Montaña se alcanza la Maestría, cuando uno llega a la cumbre, a la cima. En la Segunda Montaña se alcanza la PERFECCION EN LA MAESTRIA; y en la Tercera se alcanza el grado de Gran Elegido. GRAN ELEGIDO y MAESTRO PERFECTO, es pues la máxima aspiración de todo Adepto… ¿Qué más me ibas a decir?

Quedó bien aclarado el punto, porque nosotros lo habíamos entendido como usted dice. Usted habla de las Nueve Grandes Iniciaciones de Misterios Mayores y luego todo el proceso especial, ¿no? Pues en eso si te equivocas, porque las Iniciaciones de Misterios Mayores no son nueve, son ocho. De manera pues que téngase en cuenta lo que son las OCHO GRANDES INICIACIONES de Misterios Mayores.

En la Segunda Montaña hay que recorrer NUEVE GRADOS, para llegar a la PERFECCION EN LA MAESTRIA. Y repito, en la Tercera se alcanza el grado de Gran Elegido y Maestro Perfecto…

Venerable Maestro, antes se decía, pues, o habíamos leído de que existían Cinco Iniciaciones, o sea las cinco Serpientes, las Cinco Iniciaciones de Misterios Mayores, más las dos que son la Corona del Padre, del Hijo. Entonces ahora, viendo pues que son Ocho de Mayores. ¿Cómo podríamos interpretar eso? Lo que ha dicho el hermano A., que habían Nueve Iniciaciones de Misterios Mayores…

Antes, en tiempos en que empezamos a escribir las obras, por equivocación dijimos que habían Nueve Iniciaciones de Misterios Mayores, pero ahora hemos rectificado ese error, en nuestro nuevo libro titulado “Las Tres Montañas”. De manera que no son nueve, son ocho… Muy bien, captada, pues, la situación. De Mayores no nueve y sí que ahora quedamos pues, que son ocho.

Esto me viene a recordar, en este momento, una fiesta que se hacía aquí, en el México Nahua y Azteca, una fiesta maravillosa, en CADA OCHO AÑOS, en honor de VENUS (recordemos a la INICIACIÓN VENUSTA y los OCHO GRADOS). Resulta, pues, que esas tribus conocían el Esoterismo de toda esta cuestión.

Es claro que las primeras Cinco Iniciaciones, de que habíamos hablado antes, son las del Fuego. Después viene la Iniciación Venusta que tiene Ocho Grados: La Primera Iniciación Venusta no es más que la Octava Superior de la Primera Iniciación del Fuego; la Segunda Iniciación Venusta es la Octava Superior de la Segunda Iniciación del Fuego: la Tercera Iniciación Venusta es la Octava Superior de la Tercera Iniciación del Fuego; Cuarta Iniciación Venusta es la Octava Superior de la Cuarta Iniciación del Fuego; Quinta Iniciación Venusta es pues, la Octava Superior de la Quinta Iniciación del Fuego; más allá siguen tres Iniciaciones; total: por todo, ocho, que corresponden a la Primera Montaña, son la Primera Montaña.

En la Segunda Montaña tiene uno que hacer el trabajo con la Luna, con Mercurio, con Venus, con el Sol, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, hasta alcanzar la Perfección en la Maestría (es la Montaña de la RESURRECCIÓN); y la Tercera Montaña es la de la ASCENSIÓN, hasta hacer cristalizar en uno al Segundo y Primer Logos, y recibir hasta la ESTRELLA ATÓMICA INTERIOR que siempre nos ha sonreído.

Total que quien alcanza la cumbre de la Tercera Montaña, pues, ya no es solamente Maestro Perfecto, sino Gran Elegido. Samael Aun Weor 

Añadir un comentario